4 ventajas de decorar con papel pintado

4 ventajas de decorar con papel pintado

El papel pintado es una alternativa bien conocida por todos. Sin embargo, no es tan común verlo en los hogares, y mucho menos bien utilizado. Es realmente una solución sencilla que puede cambiar toda la personalidad de un hogar, ese toque extra que marca la diferencia en cualquier casa. ¿Por qué no le vas a sacar todo el partido a tus paredes aportándoles un nuevo aspecto de una manera rápida y sencilla? ¡Atrévete!


Si pensamos en las paredes como aquello que tiene que estar sí o sí en nuestros hogares, no es de extrañar que lo lógico sea intentar sacarles todo el partido. Normalmente pensamos en la típica  pintura para la pared que abundará en toda la estancia por igual, dejando de lado otras opciones como el papel pintado. A veces echamos de menos un poco de adaptación de esa pintura, especialmente en momentos como este, en el que llega el otoño, y con él, las ganas de cambiar nuestro fresco y veraniego mobiliario por uno más acogedor. Es la época de encerrarte en casa a ver películas mientras llueve. Si realmente buscas un cambio que sea fácil, barato y rápido, el papel pintado es tu mejor aliado. Y es que es un complemento que mejora totalmente una estancia en 10 minutos. En términos de cambio y renovación, no hay quien le gane. ¡Vamos con 4 ventajas!

Instalación sencilla

Papel pintado

Comencemos desmintiendo mitos. Hay una especie de leyenda urbana que cuenta que el proceso de instalación del papel pintado es súper complicado y tedioso. Normalmente, las personas que aquejan esta realidad tienen sus paredes bañadas por pinturas que seguramente hayan manchado parte de su mobiliario, y por las que habrán tenido que esperar para que se secaran y darles así otra “capa” para conseguir un buen resultado. Largo, ¿eh? Bien. Con el papel pintado lo único que tienes que hacer es preocuparte porque la lámina quede sin bolas de aire en su interior: solo tienes que preocuparte de que esté bien puesto. 10 minutos y tienes una habitación.

Resalta

El papel pintado tiene un abanico de posibilidades mayor incluso que las pinturas en sí. No queremos subestimar tu capacidad como artista para tus paredes, pero el papel pintado ya incluye literalmente unos patrones o ilustraciones hechas por profesionales -o no- que mantienen cierta armonía en su diseño. Con el papel pintado puedes resaltar cualquier estancia o parte de la estancia, eligiendo entre miles de estilos, diseños, colores… que aportarán la personalidad de tus sueños a tu hogar.

Se adapta

Otra de las ventajas del papel pintado es su adaptabilidad. Da igual cómo sean tus paredes, de cuánto espacio dispones… Es tan fácil con hacerte con papeles de tus medidas, y si no los encuentras, simplemente tienes que cortarlos. Esto puede dar lugar a una demora de 5 minutos en tu instalación, pero aún así, seamos realistas. ¿Se puede comparar eso con la tediosa tarea de pintar? En nuestra opinión está claro que no.

Es otro elemento decorativo

Por su naturaleza, el papel pintado puede ser una obra de arte en sí mismo. Al fin y al cabo no tiene por qué haber diferencia entre un papel pintado y un lienzo, son realmente parecidos. Por eso, incorporarlo a tu hogar puede hacer que tu casa sea un auténtico museo. Como con todo, en el equilibrio está la virtud, así que tampoco te pases y pongas estampados demasiado estridentes, a no ser que esa sea la personalidad que quieres. Una opción que resalta esta capacidad es utilizar el papel pintado solamente para una pared, de tal forma que esta parezca más aún una obra de arte enorme.

Fotos: Muebles Vivarea y Unsplash

Esta ha sido la contribución de Muebles Vivarea al mundo del papel pintado. ¿Ya te parece más afable? Recuerda que si necesitas ayuda con la decoración, en cualquiera de nuestras tiendas Vivarea estaremos encantados de asesorarte de manera totalmente personalizada. ¡Encuentra la tuya más cercana!

Leave a Reply