6 trucos para que la paz reine en tu dormitorio

6 trucos para que la paz reine en tu dormitorio

A estas alturas todos sabemos que el descanso es esencial. Tener un buen colchón y, en general, unos buenos muebles de descanso es imprescindible para gozar de la buena salud que mereces, por eso nadie duda un segundo en invertir en ese tipo de muebles. Sin embargo, no se suele prestar mucha atención al resto de elementos de la estancia, que pueden ser en último término igual o incluso más importantes que el propio colchón. Hoy, en el blog de Muebles Vivarea te ofrecemos 6 trucos para que estés más al tanto de ello.


Si has notado en los últimos meses que te cuesta conciliar el sueño, estás estresado, o simplemente hastiado de ver la misma decoración en tu habitación, es el momento de cambiarla y aportarle la calma que tanto necesitas. Y es que, todos necesitamos un buen remanso de paz en el que refugiarnos tras un duro día de trabajo, o en el que simplemente nos podamos sentir lo más cómodos posibles. Sigue estos tips y… ¡a descansar se ha dicho!

Mantén la unidad

Si aplicas una unidad decorativa con un estilo propio en toda tu casa, ¿por qué contar en tu habitación con elementos de diferentes estilos? En estas ocasiones lo simple es lo perfecto: cíñete al estilo que inunda tu casa y aplícalo a tu dormitorio para que sientas cómo la uniformidad decorativa multiplica por mil esa sensación acogedora única de tu hogar.

Todo está en los colores

Colores neutros, la clave relajante

Evita los colores estridentes en las paredes de tu dormitorio. Aunque hace dos décadas te pareciera una estupenda idea, es el momento de optar por un color más relajado que un rosa fuerte o un verde fosforito. No tienes por qué ceñirte a colores aburridos, tan solo dale una vuelta y evita el uso de los colores oscuros. La opción ideal es darle un toque de color más atrevido con un papel pintado, o simplemente jugar con una pared de un color más oscuro que aporte el contraste perfecto.

Aprende a separar

El dormitorio solo es dormitorio

Aunque hoy en día sea imprescindible para muchísima gente contar con una “casa-oficina”, recuerda que tu dormitorio no es un estudio, es para dormir y descansar. Separa el descanso del trabajo, ya que solamente el primero es imprescindible y no debe impregnar toda tu vida. Ubica tu oficina en el salón, en la cocina, o hazla itinerante si no cuentas con un espacio ad hoc para ella. Puedes elegir la ubicación según el ánimo que tengas ese día. Aprovechar los exteriores es un puntazo. Nunca los dormitorios.

Invierte en tus ventanas

La importancia de la luz en el dormitorio

Las ventanas, ese espacio que te conecta con el mundo exterior. Valóralo e invierte en un buen sistema de ventanas que te facilite la relajación. Y es que, además de un peso decorativo enorme, las ventanas cumplen decenas de funciones que alteran tu actitud. Es imprescindible tener unas ventanas que permitan que entre la mayor luz posible, que ventilen bien tus estancias y que además te aíslen del mundo exterior cuando lo necesites. Es una inversión que dará sus frutos, sin duda.

Un buen almacenaje

Vestidor con un almacenaje bien aprovechado

Elige entre todas las opciones de almacenaje que existen hoy en el mercado. Puedes diseñar un armario -o vestidor, si cuentas con el espacio suficiente-, ten en cuenta el canapé, utiliza un trastero para la ropa de otra temporada, o ese armario de la entrada que te urge ordenar. Reinventa los espacios que puedes aprovechar para guardar tus pertenencias, y deshazte de aquellas que no utilizas. Sé sincero, aunque la moda sea cíclica, hay prendas que ya hace 10 años que no llevas. Dónalas y hazte un favor.

Siempre natural

Dormitorio con elementos naturales

Al final todo se resume a volver un poco a la esencia del ser humano. Por eso, cualquier elemento que te acerque a la naturaleza más pura te ayudará a relajarte un poco más, a sentirte como en casa. Recupera ese instinto animal y añade plantas a tu decoración para que todo tenga un aspecto más salvaje, o las flores más delicadas si quieres un aspecto más refinado. Los textiles también son esenciales, así que evita los plásticos y demás derivados de lo artificial que no aportan nada de calma a tu estancia. Opta por el corcho, el mimbre, el algodón, la madera… Notarás como tu energía mejora con unos pequeños cambios.

 

Fotos: Muebles Vivarea 

 ¿Has decidido qué trucos vas a poner en marcha para que tu casa sea súper relajante? Ten en cuenta todos nuestros consejos y piénsalo bien, ¡puede suponer el cambio que necesita tu hogar! Recuerda que si necesitas ayuda con la decoración, en cualquiera de nuestras tiendas Vivarea estaremos encantados de asesorarte de manera totalmente personalizada. ¡Encuentra la tuya más cercana!

Leave a Reply