7 consejos para limpiar los muebles de la casa

7 consejos para limpiar los muebles de la casa

La limpieza de muebles no es una tarea complicada, pero hay que tener en cuenta ciertos aspectos para que sea efectiva. Muchos de nuestros muebles o superficies del hogar no están hechos con los mismos materiales, por lo que no podemos utilizar los mismos productos de limpieza para toda la casa. Así mismo, no todos necesitan el mismo tipo de cuidado.


Al limpiar los muebles de la casa de manera adecuada obtendrás varios beneficios: reducirás el tiempo invertido, prolongarás los efectos de limpieza y mantendrás tus muebles como nuevos durante más tiempo. Y como sabemos que la limpieza general del hogar puede dar algo de pereza, en este artículo os daremos una serie de consejos para facilitar esta tarea. Así conseguirás que tu casa esté impecable en todo momento. ¡Vamos a ello!

7 consejos para limpiar los muebles de la casa

  1. Organización

Parece un consejo muy simple, pero es imprescindible si buscamos optimizar el tiempo de la limpieza del hogar. Antes de empezar, haz un planning con las cosas que hay que hacer, pensando con qué ayuda cuentas para tareas más laboriosas como mover muebles grandes para limpiarlos. También es importante revisar qué productos de limpieza necesitas teniendo en cuenta la naturaleza de los materiales de tu hogar. Una vez te pongas manos a la obra, un truco para no hacer tantos viajes es utilizar un cubo o palangana para transportar los elementos de limpieza de una habitación a otra.

Organización limpieza

  1. Recuerda que cada material tiene sus cuidados

Como ya hemos comentado, es imprescindible considerar que cada material requiere unos cuidados específicos. Sobre todo si queremos que nuestros muebles luzcan como nuevos a lo largo de los años. Un consejo para elegir el material de nuestros muebles es pensar en el uso que vamos a darles a lo largo del tiempo. Por ejemplo, no requiere el mismo cuidado un sofá de cuero que uno de tela. Del mismo modo que no es lo mismo cuidar una mesa de cristal que una de madera. Por tanto, aunque la estética de un mueble es lo primero que llama nuestra atención, pensar en sus cuidados puede sernos de gran utilidad en un futuro.

Cuidado de materiales

  1. Cuidado con la madera

Aunque los muebles de madera se distinguen por tener una mayor calidad y duración, es importante utilizar los productos de limpieza adecuados para evitar estropearlos.

Los peores enemigos de la madera son la luz, el polvo y la falta o exceso de humedad. Por tanto, es importante mantener la madera siempre humectada, para evitar que se resquebraje o se escame. Estos muebles suelen tener un tratamiento protector aplicado, como algún barniz. Entonces, bastará con utilizar periódicamente una bayeta ligeramente humedecida con agua, de materiales que no rayen la superficie como algodón o microfibra. Para una limpieza algo más profunda puedes optar por humedecer el trapo con agua tibia y un poco de jabón neutro o aplicar algún producto especial para madera.

Mueble de madera

  1. La delicadeza del cuero

El cuero es una opción muy común que podemos escoger en diferentes muebles como sofás, sillones, mesillas o butacas. Sin embargo, es un material muy delicado que requiere cuidados específicos para conservar su aspecto original. Para evitar su envejecimiento, debemos tratar que la luz solar no incida de forma directa sobre estos muebles, así como tampoco deben colocarse al lado de una fuente de calor. Además, al tratarse de una piel natural, requieren una hidratación periódica para evitar que se resquebrajen.

Sofá de cuero

  1. Partes metálicas de los muebles

Tener un mueble con partes de metal no cuidadas dará un aspecto de viejo o deteriorado. Generalmente los metales aguantan todo tipo de líquidos, pero el agua puede provocar manchas y óxido. También hay que evitar el uso de detergentes abrasivos que estropeen la capa superficial del material. Así mismo, procura no arrastrar elementos con filo o puntas pronunciadas por su superficie a la hora de limpiarlos.

Metal en los muebles

  1. Presta atención a los productos químicos

El problema principal de los productos de limpieza habituales de los supermercados es que tienen componentes nocivos para la salud, como ser sintéticos o petroquímicos. Además, algunos materiales del hogar, como la madera, la piedra o el microcemento, pueden verse afectados por estas sustancias. Un aspecto a destacar de estos productos desinfectantes o limpiadores es que cuánto más rápida sea su acción más químicos contienen. Como alternativa, podemos utilizar productos naturales como el agua, jabón neutro o vinagre para evitar disgustos.

Productos químicos

  1. Los colores también importan

Bien es sabido que hay colores que tienden a ensuciarse antes que otros. Tenerlo en mente a la hora de decorar nuestra casa es importante, ya que puede traducirse en una mayor o menor frecuencia de limpieza. Optar por lo que conocemos como “colores sufridos” puede facilitarnos la tarea de limpieza. ¿Conoces el color greige? Ni es gris, ni es beige. Es, como su propio nombre indica, la mezcla de ambos. Un color perfecto para decorar cualquier ambiente de la casa, que además ¡es tendencia!

Greige

Estos son algunos trucos de limpieza de muebles con los que podrás mantener tu casa siempre limpia. ¡Esperamos que os hayan servido de utilidad!

Y si tenéis más dudas sobre la limpieza de los muebles a la hora de comprarlos, no dudéis en preguntarnos. ¡Os esperamos!

 

Galería fotográfica: Vivarea y Pinterest

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *