Consejos para ahorrar en la reforma de tu casa

Consejos para ahorrar en la reforma de tu casa

Comenzar un proceso de reforma en nuestro hogar no es algo sencillo, ya que va a ocupar un largo período de tiempo y además, nos va a suponer un cierto desembolso para nuestro bolsillo. Aunque si tu vivienda necesita una reforma urgente lo mejor es comenzar cuanto antes, aunque debemos hacerlo con cautela y asegurándonos de todos los pasos que vamos dando para así poder ahorrar en la reforma lo máximo posible.


Hoy en nuestro blog, os traemos unos consejos para ahorrar en la reforma de tu casa; para que así puedas comenzar el proceso ahorrándote algún que otro dolor de cabeza. ¡Manos a la obra!

Buena planificación

Este es el consejo más importante cuando lo que queremos es empezar una reforma en nuestro hogar. Dedicar una parte de nuestro tiempo a realizar una buena planificación es fundamental para afrontar el proceso. De esta manera, decidiremos y dejaremos claro qué partes queremos reformar y qué necesidades impulsan la reforma. Además, es necesario pensar a largo plazo pensando en nuestro futuro para evitar otra reforma en un corto período de tiempo.

Una vez que tengamos planificada nuestra reforma, también debemos tener paciencia durante el proceso y saber tomarnos un tiempo cuando tengamos que tomar decisiones importantes en la reforma. Por ejemplo, si tenemos que elegir la grifería o el suelo, lo mejor es que miremos diferentes opciones en varios proveedores ya que la oferta es muy amplia y si lo decidimos sin pensar, después puede que nos arrepintamos. Además, tenemos que tener claro que es preferible una gran reforma a la vez que muchas pequeñas a lo largo de un corto período de tiempo. Aunque esto suponga un mayor desembolso, a la larga realizar una gran reforma de tirón resulta más económico.

Ahorrar energía al plantear la reforma

Aunque esto no te suponga un ahorro al realizar la reforma, si colocamos los aislamientos correctos, sí que notaremos un ahorro en la factura durante los próximos años. Sin duda, es una inversión cara al futuro que nos permitirá optimizar el gasto de energía en nuestro hogar. Tener un buen aislamiento de la vivienda es imprescindible ya que a través de las cubiertas de los edificios y de las ventanas es por donde más calor se pierde y por tanto, más energía consumimos. Además, no debemos escatimar en las instalaciones ya que es preferible gastar lo que sea necesario en esta parte de la obra que tener que volver a levantar todo en un futuro cercano.

Contacta con profesionales

Lo más cómodo es recurrir a una empresa especializada en reformas, cuyos profesionales acuden a tu vivienda para realizar un presupuesto. Aunque lo aconsejable es pedir presupuesto en diferentes empresas, como mínimo 3 para así comparar precios. Eso sí, debemos asegurarnos de que los presupuestos contemplen las mismas partidas, los mismos acabados y materiales. Además, deben ser siempre presupuestos escritos y no verbales donde quede bien detallado qué elementos se van a utilizar en cada paso de la reforma.

Por supuesto, dentro de este presupuesto debe quedar claro si incluye el IVA, cuánto tiempo se estima para llevar a cabo la reforma en un planning detallado y las formas de pago elegiremos para pagar a la empresa durante la obra.

Permisos necesarios

Este es otro de los pilares fundamentales a la hora de comenzar la reforma para tener todo en regla y así ahorrarnos posibles penalizaciones. Dependiendo de la ciudad en la que vivamos, necesitaremos un permiso u otro. Aunque lo primero es solicitar al ayuntamiento de nuestra ciudad una licencia de obra para cumplir con los códigos técnicos de edificación. Además, también es aconsejable avisar a la comunidad de vecinos de que vas a comenzar una reforma ya que a veces, las obras suelen ocupar espacio del vecindario y también de la vía pública. De esta manera, evitarás algún que otro disgusto y también ahorrarás en la reforma de tu casa.

Ayudas y subvenciones

Esto es algo desconocido para gran parte de la población, y es que existen ayudas y subvenciones para la rehabilitación de viviendas. Por eso, es aconsejable acudir al ayuntamiento de nuestra ciudad o al gobierno de nuestra comunidad para informarnos de las posibles ayudas que podemos recibir. Plan renove de electrodomésticos, sustitución de suministros o la posibilidad de desgravar en la declaración cuando tienes ciertos ingresos, son algunas de las ideas que nos permitirán ahorrar en la reforma de nuestro hogar. ¡Infórmate!

Como habéis visto, comenzar un proceso de reforma no es fácil y conlleva mucho tiempo y paciencia además, de un importante desembolso de dinero. Por eso, hay que saber cómo afrontarlo para así, ahorrar lo máximo posible. Si estás decidido a realizar una reforma, nosotros te ayudamos con todo el proceso de decoración e interiorismo.

Somos profesionales del sector.

¡Ven a cualquiera de nuestras tiendas y nosotros te ayudaremos!

Leave a Reply