Paredes en blanco: ventajas e inconvenientes

Decorar en blanco: ventajas e inconvenientes

¿Quién no ha pensado en el color blanco a la hora de plantearse pintar las paredes de su casa o decorar? Es posible que a una gran mayoría. Y es que el blanco es un color que nunca pasa de moda y combina a la perfección con cualquier estilo.


Pero antes de embarcarte a tomar una decisión a la hora de decorar, desde VIVAREA queremos hacerte reflexionar al respecto. Es cierto que, desde blogs de decoración como el nuestro, siempre decimos que el blanco es una apuesta segura a la hora de decorar tu casa. Que tienes mucho más que ganar siempre que elijas el color blanco para tu decoración… Pero también es verdad, que nunca comentamos los inconvenientes que la elección de este color puede conllevar para decorar tu hogar. Por eso, hoy destapamos los “PROS y CONTRAS”, las ventajas e inconvenientes, de pintar tus paredes de blanco. Ahora, la decisión final es tuya…

Ventajas

  • Una de las grandes ventajas de pintar las paredes de blanco es que podemos conseguir que los ambientes se vean más amplios de lo que en realidad son. Por eso, siempre se recomienda este color para pintar habitaciones que son pequeñas. Además, a esto hay que añadirle que este color logra que las estancias sean mucho más luminosas.
  • Otra ventaja del color blanco a la hora de decorar, es que se trata de un color muy versátil, por lo que encaja perfectamente con cualquier estilo decorativo y cualquier color. Además, no hay que olvidar que es atemporal, por lo que nunca pasará de moda. Otro dato importante es que la pintura blanca es muy económica en comparación el resto de tonos.

Inconvenientes

  • Estamos hablando de ser un color que se ensucia muy rápidamente. Y si se trata de aplicarlo en paredes, esto es crucial. Por eso no es muy recomendable utilizarlo cuando se quiere decorar en viviendas con niños, mascotas habitantes que fumen. Si a pesar de ello, sigues pensando en el blanco, ten en cuenta que tendrás que pintar las paredes más a menudo.
  • Aunque sea una cuestión más subjetiva, hay que comentar que para muchas personas el color blanco es muy aburrido y monótono, incluso frío. Por eso, muchos evitan decorar con el blanco puro y optan por tonos como el marfil o el blanco roto. Además, para romper esa monotonía, es recomendable añadir pinceladas y toques en otros tonos a través de muebles, textiles, complementos y objetos decorativos.

Te hemos presentado los pros y los contras de este color tan universal. Los hemos puesto en una balanza y ahora te toca a ti sopesar qué es lo que más te conviene. ¿Blanco sí o blanco no?

Y si buscas una tienda de muebles que te asesore, te inspire y te ilusione con la decoración de tu hogar, sin duda, tu tienda de muebles es VIVAREA. Estamos más cerca de ti de lo que puedes imaginar. ¿Vienes a conocernos?

¡Te esperamos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *