Decorar las zonas de estudio para favorecer la concentración

Decorar las zonas de estudio para favorecer la concentración

La vuelta al cole ya es un hecho. Todos los niños han empezado ya sus rutinas, y todos sin excepción, dentro de no mucho, tendrán que ponerse a realizar deberes y exámenes. Así pues, deberás en breves, si no lo has hecho ya,  preparar la zona de estudio de tus hijos, y decorar con un objetivo claro: potenciar la concentración.


Hoy en VIVAREA a través de nuestro blog, queremos enseñaros a decorar las zonas de estudio de vuestros hijos, para así favorecer su concentración, y de esta manera, mejorar sus resultados. Los consejos que vamos a ofrecerte a continuación te serán de gran ayuda tanto si estás estudiando como si tienes un hijo en edad escolar. ¿Nos acompañas?

Colores

La elección de los colores es fundamental a la hora de decorar una zona de estudio, especialmente en lo que se refiere a las paredes. Si quieres favorecer la concentración al máximo, te recomendamos escoger tonos con efectos relajantes como los beige y los tierra. Estos colores además son muy sencillos de combinar, y siempre puedes aportar algo de color con los complementos decorativos como las cortinas, las fundas nórdicas, los cojines o las alfombras.

El color verde, tan de moda durante todo este año 2017, también puede ser una buena elección, pero no tanto para fomentar la concentración, sino para fomentar la creatividad. Por otro lado, si no te convencen los colores que te proponemos y quieres usar otros más clásicos como el azul, tienes que saber que: El azul transmite sensación de paz y disminuye el miedo y la tensión. 

Por último, pero no por ello menos importante, quieres fomentar o no la concentración de tus hijos, si la habitación es pequeña, la única alternativa que tienes es decorar con el ya tradicional color blanco. De esta manera potencias la luz, y por ende, el espacio.

Espacio de almacenamiento

Los niños/as se distraen con cualquier excusa, así es que no podemos además potenciar esa distracción por nuestra culpa, por una mala disposición o elección de los muebles de su zona de estudio. Por eso, para favorecer la concentración, también es importante que el estudiante lo tenga todo a mano cuando se sienta a estudiar o a hacer los deberes.

Por tanto, en la zona de estudio no deberán faltar sistemas de almacenamiento como cajoneras, estantes, estanterías… Así, por ejemplo, los escritorios que incluyen cajones son muy recomendables.

En cuanto al escritorio, es importante que sea lo suficientemente grande para que quepa todo lo necesario para estudiar. Ten en cuenta que ahora se estudia con ordenador, ya no es como antes, por lo tanto lo ideal es que en la mesa de estudio quepa adecuadamente un equipo informático, ya sea portátil o de sobremesa. Y además de este espacio, debemos sumar un espacio “extra” para los libros, libretas o apuntes… Etc.

Y ¡¡OJO!! muy importante… cuidado con los cables. No los tengas a la vista, ni hechos un “ovillo” ni nada parecido. Los cables son importantes y tienen que estar bien ordenados y recogidos para darles un uso adecuado, y alargar así su vida útil.

Iluminación

Por supuesto, contar con la iluminación adecuada es fundamental para concentrarse. Así, lo ideal es situar el escritorio cerca de una fuente de luz natural, que es la más adecuada para estudiar. Si eres zurdo, lo ideal es que la fuente de luz te entre por la derecha. Al revés si eres diestro, que la fuente de luz principal siempre tiene que entrarte por la izquierda, para así no generar sombras incómodas a la hora de escribir.

Por supuesto, además de la luz natural que pueda entrar por la ventana y que deberá ser la fuente de luz principal, también necesitamos incorporar a nuestra zona de estudio una lámpara articulable sobre el escritorio. 

Ahora por último, pero casi lo más importante, será elegir el tipo de bombilla y luz para tu lámpara. El mercado está lleno de posibilidades pero estas 3 son las más recomendables:

– Flexo halógeno: Habitualmente su consumo será similar al de la bombilla incandescente, aunque existen bombillas especiales de bajo consumo.

– Flexo Fluorescente de bajo consumo: Quizá el más frecuentemente utilizado en los flexos actuales. Una potencia de 11W produce la misma luz que una bombilla tradicional de 60W.

– Flexo LED: La tecnología Power LED permite que una lámpara LED con una potencia de 3W ofrezca la misma intensidad de luz que una lámpara de 60W con bombilla incandescente.

¿Cuál será tu elección final?

Silla ergonómica

Si ya es complicado que los niños o más mayores se pongan a estudiar y además no se distraigan, imagina si encima lo hacen en una silla de estudio que no es adecuada, y en la cual no pueden permanecer durante mucho tiempo sentados.

Tienes que tener en cuenta que no todas las sillas valen para estudiar, una silla que no reúna las características adecuadas para trabajar o estudiar puede derivar en problemas en la espalda, espasmos musculares, diversas dolencias y hasta en estrés. Sin duda factores que después afectarán en gran medida a tu día a día. Ten en cuenta que estas sillas no son para decorar, por eso, antes de comprar una silla para la zona de estudio, fíjate en estas características:

– Altura: lo ideal es que el modelo que elijas sea regulable en altura para que puedas adaptarla a tus hijos totalmente. Cuando se sienten, las plantas de los pies tienen que quedar totalmente en el suelo, ya sea con o sin calzado, por eso es importante que sea regulable. Bajo ningún concepto los pies pueden quedar colgando sin llegar a apoyarse totalmente en el suelo.

– Asiento: el tamaño correcto es aquel que te permite deslizar la mano entre la parte delantera del asiento y la trasera de las rodillas. Los bordes deberán ser redondeados para no hacerte daño en las piernas con el roce diario.

– Apoyabrazos: aunque no todos los modelos los tienen, lo cierto es que son comodísimos y sería perfecto que te pudieras comprar una que los tenga. Los acolchados son los mejores ya que te darán mayor comodidad, aunque no es indispensable ya que no los utilizarás mucho.

– Respaldo: tiene que ser regulable para poder ajustarlo a la forma de la espalda de tus hijos, y debes ponerlo a por lo menos 15 grados para poder tener diferentes posturas cuando estén sentados. Elige una silla que tenga apoyo lumbar para que la curvatura de la espalda pueda estar baja, que es su posición natural, aunque si no lo tiene siempre puedes utilizar un cojín o almohadón.

 Base: lo ideal es una silla que tenga cinco patas ya que así puede ofrecerte el apoyo necesario y no habría grandes riesgos de que se volcara. Las ruedas tienen que ser giratorias para poder moverse libremente y así no tener que hacer un gran esfuerzo cada vez que te quieras mover.

Cuadro resumen (Moodboard)

Por último, es importante dejar fuera de la zona de estudio todo aquello que pueda distraer la atención, como la televisión, las videoconsolas o los posters. Pero es a la vez muy importante, concentrar en una zona TODO aquello que pueda servir a nuestros hijos para no despistarse y saber en cada momento qué es lo que tienen que hacer.

Por eso, recomendamos crear un espacio para que de manera visual, fácil e intuitiva, de un solo “vistazo” puedan ver en una misma zona, su horario, las tareas pendientes… Etc. Así no se distraerán buscando agendas, libros, calendarios o cualquier cosa que les sirva de excusa para no concentrarse.

Ten en cuenta que la capacidad de retención visual por parte de los niños, es muy alta, y de esta manera les será más fácil asimilar conceptos o las actividades del día a día.

Así que ya sabes, si quieres decorar para fomentar la concentración en la habitación de tus hijos, toma nota de estos consejos. Y si necesitas un buen amueblamiento integral, entonces, cuenta con nosotros para lo que necesites. Estamos para lo que necesites, y mucho más cerca de lo que podrías imaginar… ¡¡Consulta tu tienda más cercana!!

¡Te esperamos!

 

Leave a Reply