Errores al decorar en pareja

Decorar puede ser una tarea divertida, creativa y, por qué no, romántica. Encuentras a la persona que quieres que te acompañe el resto de tu vida, comenzáis a vivir juntos y queréis que vuestro hogar se convierta en un nidito de amor. Sin embargo, es frecuente equivocarse y tomar malas decisiones en la decoración. Te contamos los errores al decorar en pareja más comunes.


¿A quién no le hace ilusión decorar? ¡Y más hacerlo en pareja! Cambiar esto por aquello otro, mejorar el aspecto de esa estancia que se ha quedado anticuada, aportar luz y vida al dormitorio, dar un giro de 180º al salón… ¡Pero ojo! No hay que caer en los errores decorativos típicos. Toma nota.

Errores al decorar en pareja

No planear y comprar juntos

En la casa vais a vivir los dos, ¿no? Por lo tanto, la decoración os incumbe a ambos. Parece una tontería, pero no es tan raro encontra parejas que dejan que solo uno se preocupe y se encargue de decorar la casa.

Es imprescindible que todo el proceso lo realicen juntos, desde la búsqueda de inspiración del principio a los últimos retoques del final. Además de ser más justo, ¡es mucho más práctico!

Podéis visitar tiendas, mirar catálogos, ojear revistas o echar un vistazo en Internet. Seguro que entre los dos encontráis la forma de combinar a la perfección los estilos de cada uno. ¡Trabajo en equipo!

Errores al decorar en pareja. Planear juntos

Olvidarse del espacio propio

Uno de los grandes errores al decorar en pareja es no dar importancia a los rinconces personales de cada uno. Todos necesitamos nuestro espacio, nuestra zona de relax e intimidad, nuestro cobijo para conectar con nosotros mismos…

No se trata de monopolizar la decoración de la casa, sino de reservar un espacio para cada uno que sea un pequeño templo acorde a tus gustos y necesidades.

Errores al decorar en pareja. Espacio propio

Entrometerse en los espacios comunes

“Cada uno es de su padre y de su madre”. ¡Qué gran verdad! Aunque a veces te den ganas de poner el grito en el cielo ante ciertas manías o preferencias de tu pareja, recuerda que debes respetarlas. Por ejemplo, el lugar donde guardar la ropa o los artículos personales como el móvil. ¡No le cojas sus cosas y las pongas en otro lado!

Sin embargo, hay espacios comunes de la casa, como la mesilla de noche o el baño, donde es necesario llegar a un acuerdo para que esté lo más ordenado posible. Una cosa es que tú vivas feliz organizándote según tu criterio, otra es que no dejes cabida a la libertad y la opinión de la otra persona.

Errores al decorar en pareja. Espacio común

Lugares de almacenamiento sin separar y desordenados

Ubicar todo junto en los espacios donde guardamos nuestras pertenencias es otro de los errores al decorar en pareja más habituales. Nos referimos a cajones, estanterías, baldas, armarios, etc.

Si entremezclamos nuestras posesiones, es fácil que nos confundamos y movamos de sitio algo de nuestra pareja, o lo que es peor, ¡que perdamos cosas! La solución es fácil: dividir en dos estos lugares y que cada uno se organice como más le guste.

Errores al decorar en pareja. Lugar de almacenamiento separado

Escoger mal las piezas básicas

Todas las viviendas cuentan con una serie de muebles y piezas esenciales. Elementos como el sofá, la mesa de comedor o la cama, donde mayor parte del tiempo vamos a pasar, requieren una atención especial a la hora de elegirlos y decorarlos.

Por ello, habrá que hablar, intercambiar ideas y negociar la elección de las mismas. Si escogemos mal los muebles fundamentales, fallaremos en los secundarios. Lo ideal es pararse a pensar y meditar con especial cuidado qué conviene y qué os gusta a los dos.

Errores al decorar en pareja. Pieza básica

No respetar la opinión de la pareja

Quizás uno de los peores, por no decir el peor, de los errores al decorar en pareja es intentar imponer tu opinión y estilo. Por muy iguales que podáis llegar a ser, es muy difícil estar de acuerdo al 100% en todo. Ambos deben sentirse a gusto, por lo que es vital la tolerancia y la comprensión.

Si a tu pareja le gusta un tipo de pared y a ti otra, seguro que podéis encontrar una tercera opción que os agrade a los dos. Si esto es imposible, uno de los dos debe ceder y, en la siguiente decisión, acordar que prime la opinión del otro. Lo ideal es mantener el equilibrio y que la casa combine la esencia de cada uno.

Errores al decorar en pareja. Respetar opinión

Esta es nuestra pequeña guía con los errores al decorar en pareja más comunes. Esperemos que no hayáis caído todavía en ninguno de ellos y que, por supuesto, no lo hagáis en un futuro. ¡

Que la decoración no separe lo que ha unido el amor! Os esperamos en nuestras tiendas VIVAREA

Hasta pronto… 😉

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *