Cómo decorar la casa de vacaciones

Cómo decorar la casa de vacaciones

Llega el verano y, con ello, las vacaciones. Playa, montaña, pueblo… El dónde dependerá de cada uno, pero una cosa es igual para todos: ¡queremos descansar!


Es por eso que aprovechamos los días libres para irnos a nuestra casa de vacaciones y desconectar de la rutina, el estrés y el trabajo al que estamos sometidos el resto del año. Buscamos relajación, paz y tranquilidad, y en ello influye, y mucho, la decoración. A continuación, te contamos cómo decorar la casa de vacaciones. ¡Toma nota!

Decorar la casa de vacaciones

  1. Apuesta por el blanco

Al decorar la casa de vacaciones no puede faltar el blanco, sobre todo si se encuentra en la costa. Debe ser luminosa, dejando entrar la claridad y el frescor. Por ello, los tonos blancos, combinados a su vez con madera natural (también los suelos), son una idea genial.

El azul también es un color perfecto para combinarlo con el blanco en este tipo de viviendas. Por otra parte, podemos utilizar colores pastel como el amarillo claro, el verde o el rosa pálido. Con estos tonos seguro que consigues evocar una verdadera atmósfera mediterránea.

Decorar la casa de vacaciones. Estancia blanca

  1. La naturaleza siempre presente

Los ambientes con flores y plantas nunca fallan. Cuando se trata de decorar la casa de vacaciones, ¡todavía con más razón! Este tipo de accesorios transmiten frescura y vitalidad que harán de tu segunda vivienda un lugar acogedor y único.

Coloca flores en la mesa de la cocina o incluso en la mesa de noche del dormitorio. Las plantas, por su parte, puedes situarlas en la entrada o hall o en el salón. Con ello no podrás evitar sentirte más puro y renovado nada más entrar a la casa.

Decorar la casa de vacaciones. Naturaleza

  1. Materiales y detalles veraniegos

Está claro que hay que sintonizar la casa con el paisaje exterior. Por ello, los materiales con los que decorar el resto del mobiliario, los techos o las paredes deberán ser maderas, mimbre, fibras naturales, forjas…

También dependerá, obviamente, del lugar donde su ubique tu cas de verano. Si es en la playa, puedes optar por telas ligeras y vaporosas, lisas o con toques tropicales. Para una casa de campo, por el contrario, nos decantaremos por telas rústicas y rugosas, como los linos.

Decorar la casa de vacaciones. Decoración veraniega

  1. Decoración atemporal

Nuestro objetivo es decorar la casa de vacaciones para verano, sí, pero tampoco hay que olvidar que podemos utilizarla en otros momentos del año como Navidad o Semana Santa. Por ello, lo más aconsejable es no ir al 100% con la decoración veraniega, sino decorar con un mobiliario y un tono atemporal.

Una buena alternativa es mezclar muebles antiguos y actuales. Todos sabemos que utilizar muebles y accesorios antiguos está muy de moda. Por otro lado, los sofás es mejor escogerlos de líneas rectas, contemporáneos, y preferiblemente anchos y grandes.

Decorar la casa de vacaciones. Decoración atemporal

  1. El exterior también cuenta

Fachadas, porches, jardines, patios… ¡No descuidemos el exterior! El porche, por ejemplo, es uno de los lugares de la casa donde más tiempo pasamos en verano. Para leer un libro o tomar un refresco tranquilamente, como para disfrutar de una reunión con amigos o comida familiar, tiene que ser un espacio acogedor y cómodo.

Deberá contar, en primer lugar, con una mesa grande de comedor. Pero no solo importa la mesa, sino que habrá que prestar también atención a los cojines, a las sillas y a las mesas auxiliares.

Decorar la casa de vacaciones. Porche exterior

Decorar la casa de vacaciones puede ser una tarea divertida y amena, pero también complicada si no sabemos qué dirección tomar. Con nuestras ideas seguro que encuentras la forma más acorde a tu casa y tu gusto para decorar tu vivienda. ¡Adelante!

Ven a visitarnos y te ayudaremos en todo lo que necesites…

Leave a Reply